Conectarse

Recuperar mi contraseña















Noviembre





¡¡Usuario del mes!!



Últimos temas
» Que todo el foro se entere...
Dom Mayo 28, 2017 4:01 pm por Kuja

» Algún Recuerdo~(libre)
Miér Ene 11, 2012 1:43 pm por Sora Furukawa

» Taking care of you... [priv. Dylan]
Sáb Dic 31, 2011 5:01 am por Dylan Jules

» Videos graciosos
Lun Dic 19, 2011 11:03 am por Alina Himmel

» After the Rain (priv.Rai)
Vie Dic 16, 2011 3:30 am por Aydan Richelle

» ¡¡Happy Bday Vere!¡ *.:。✿
Jue Dic 15, 2011 9:36 pm por Katia Benoit

» Hoja de Relaciones de Blake
Jue Dic 15, 2011 4:32 pm por Katia Benoit

» ~Relaciones de Scarlett~
Miér Dic 14, 2011 2:15 pm por Kirill R. von Veltheim

» Ejercicio matutino. [Umiko]
Sáb Dic 10, 2011 12:19 pm por Kirill R. von Veltheim

» Recuperacion [libre]
Sáb Nov 12, 2011 12:24 am por Sora Furukawa

» Un invitado inesperado [Nathan]
Dom Nov 06, 2011 9:56 pm por Kael Heilbronn

» 1ra Clase de Resistencia (cont...)
Mar Oct 25, 2011 3:31 am por Blake E. Roswell



Photobucket



Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Ir abajo

Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Vie Jun 17, 2011 12:13 am

Tras recibir aquella nota, había estado paseándose un rato pro los pasillos sin saber muy bien que era lo que quería, a decir verdad su mente era u mar de confusión desde que habían llegado de Camerún. El único consuelo era el ratón, que se había alegrado tanto de volver a verlo que habían estado hablando y riendo largo y tendido toda la noche. Ni que decir que los de los dormitorios adjuntos pensaban que el rubio había estado hablando solo. Ya de por si lo tiraban de raro por no convivir mucho con la gente, quizá ahora lo tacharan de loco.

Por todo y se había dado el tiempo apra regresar a su dormitorio, bañarse y como lo ponía Sonozaki en su carta “ponerse lindo”. Aunque solo había cambiado de ropa, quizá el ponerse bien era algo de actitud, o simplemente le era natural. Como fuera aun cuando había estado listo le quedaba una hora completa antes de la hora citada. Por lo que había tomado un pedazo de madera y tomando una navaja se había recostado en su cama para empezar a tallarla, no le había tomado ni treinta minutos finalizar un pequeño y sencillo trabajo para la chica.

Con eso se había levantado e ido a paso tranquilo hasta el lago, no estaba muy lejos, y iba en buen tiempo para llegar puntual. No le gustaba la impuntualidad, quizá un hábito arraigado de la época en que su padrastro trataba de inculcarle “modales”. Bueno, era un hábito positivo en todo caso. Caminando había llegado al lago, lo que le recordaba que no habían especificado un punto, en fin, el lago no era tan grande de cualquier modo., mirando su reloj vio que aun quedaban cinco minutos, bien, mas valía estar al pendiente de donde estaría la peli verde.

-Me pregunto si este es el lugar que quería mostrarme – espeto en voz alta cuestionándose sobre el sitio que la chica había mencionado en su carta. Ciertamente el lago era hermoso, ya a esa hora las estrellas estaban en lo alto y la luna, llena en ese día se reflejaba en la superficie oscura del agua, dejando ver un cuadro que parecía hecho de plata y cristal. Las ligeras ondas le daban un tenue movimiento que solo hacia desear dejarse caer en una fresca superficie y empaparse de aquel paisaje que se eia sobre el lago… -Toshimaru… pensé que te había quedado en el dormitorio – espeto cuando un pequeño movimiento en su bolsillo le indico que el ratón lo había acompañado.
avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Vie Jun 17, 2011 12:39 am

-Es un hermoso lago, ¿verdad? - Preguntaba aquella joven quien había aparecido a su lado y mantenía su mirada al lago. Estaba bastante relajada a comparación de como estaba antes, pero ahora reflejaba una serena y leve sonrisa en su rostro.

Había llegado ahí antes de la hora mencionada, alrededor de 7 - 5 minutos atrás. La razon por la que había llegado tan temprano era por que los japoneses tenían un gran sentido de responsabilidad, y ella no era la excepción. En su clan sus padres le habían enseñado a tener estos sentidos bien reflejados, ya que era la hermana gemela de quien iba a ser la próxima heredera del clan, y como hermana, tenía que suplir su lugar en caso de que ella no estuviera, o salir a dar la cara por ella para situaciones que recurrieran demasiado riesgo.

La joven llevaba un elegante kimono rojo con diseños de flores. Este kimono tenía un corte en una de sus piernas. Su peinado era el que mayormente llevaba, pero sus cabellos estaban adornados por algunas flores rojas para resaltar. Se había puesto unos aretes largos y maquillaje, no tan "fuerte", era un maquillaje natural. También se había perfumado, pero con un perfume que tuviera un olor suave para no darle alergia al pobre muchacho en caso de padecer de esto, aunque tampoco es que le gustaran los perfumes con olor fuerte.

Spoiler:

La joven se dio la vuelta y se quedó mirandole a los ojos por unos momentos, con una leve y amable sonrisa en su rostro. Pero le dio pacho y desvió su mirada al suelo.

-Antes de proseguir, quiero darte las gracias... - Hizo una reverencia. -...por aceptar mi invitación. - Volvio a como estaba antes para seguir hablando. -Sin embargo, no es el lugar que te quiero mostrar. Quiero llevarte a un lugar más especial, ¿si? - Le tomó dos deditos de la mano mientras seguía mirando al suelo, estaba bastante tímida. -Sigueme.

Se fue caminando del lugar mientras le llevaba de los dedos. ¿A dónde se dirigiría aquella muchacha a tan altas horas de la noche? Lo unico que podía ver el rubio era que se adentraba cada vez más y más a un bosque, algo que podría ser peligroso en caso de que hubieran criminales o algo así suelto por ahí. ¿Estaba dentro de sus cabales? Pero la curiosidad también podía matarle... Ahora estaba en el si decidir seguirla o si detenerse a mitad de camino, pues el lugar se hacía cada vez más y más oscuro gracias a aquellos frondosos y grandes árboles, sin embargo, el paisaje se iba tornando cada vez más azuloso.
avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Vie Jun 17, 2011 1:01 am

La mirada del rubio continuaba en aquel hermoso paisaje, realmente no se había detenido a mirar el lago en esas horas. Había que admitir que tenía un claro esplendor y belleza que le gustaba. Quizá fuera ahí más seguido de ahora en adelante para contemplarle y pensar en los asuntos que le aquejaban como los que últimamente habían estado ocupando u mente y su espacio. La atención de este fue atraída cuando la voz de Shion le interrumpió en sus pensares.

-Buenas noches Sonozaki – le indico sonriendo y volteando a verla. En cuanto lo hizo se sonrojo un poco, estaba preciosa, jamás había visto en realidad a alguien usar kimono, peor podría afirmar que no todas las chicas se verían como lo hacía Shion en aquella instancia. Además por alguna extraña razón le llegaba un delicado aroma que podía interpretarse como el olor natural de la chica ¿o era perfume?, ya ni sabía, Sonozaki Shion estaba llena de sorpresas.

Se quedo embelesado un tiempo mirándola de reojo, pues no quería que se sintiera incomoda. Parecía estar viendo el lago igual que ella pero le miraba de reojo de cuando en cuando. Ahora sentía que ni siquiera había hecho un esfuerzo propio por arreglarse. Bueno a decir verdad no tenia idea de cómo podía ponerse mas presentable, pues cuando se “arreglaba”, antes, era para fiestas donde le obligaban a usar trajes incómodos y demasiado formales.

-No tienes porque agradecerme – le indico cuando esta le dio las gracias por aceptar su invitación – tu aceptaste mi invitación cuando te lleve al café ¿no es así? – le cuestiono sonriéndole un poco – además supongo que es normal salir de cuando en cuando – refirió el rubio volviendo su mirada al lago para suspirar.

Soltó un ligero suspirar de duda cuando la chica le indico que ese no era el lugar que ella deseaba mostrarle ¿entonces cual era?, había algo más hermoso que aquel lago?, si era así deseaba verlo con ganas. Decían que la curiosidad mato al gato, pero Nisheida completaba eso con “pero la sorpresa lo revivió”

-Esta bien – espeto cuando la chica pidió que le siguiera dejándose tomar de los dedos y siendo conducido hacia el bosque. Su otra mano permanecia en el bolsillo de la chaqueta donde su pequeña escultura estaba, aguardando el momento para ser obsequida hacia la chica, no sabia porque, pero ante la imagen de shion, su escultura no parecía ser tan hermosa ocmo le había parecido a primera instancia.

Se dio cuenta de que estaba entrando en el bosque ¿A dónde lo llevaría?, el no había entrado ahí, decían que había un par de animales salvajes, y nunca le había interesado. Ahora a esas horas dela noche quizá no era muy prudente adentrarse por esos rumbos, pero de igual manera siguió a la chica confiando en que ella no haría nada peligroso.

-¿A dónde vamos Sonozaki? – le pregunto sin obtener respuesta, la luz poco a poco se iba volviendo mas tenue y volviendo azulada. Las sombras desaparecían para volverse una sola y envolverlos. Ante la posibilidad de separarse, el rubio por instinto termino por tomar de la mano completamente a la chica, quería saber que era eso tan especial que quería mostrarle
avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Vie Jun 17, 2011 1:40 am

Caminar y caminar, lo unico que hacían era caminar, y ya llevaban alrededor de 10 minutos caminando por entre aquella vegetación. Claro, el camino podría ser bastante largo para una persona que no había ido nunca a aquel lugar, pero parece ser que Shion estaba acostumbrada ya a la distancia de aquel lugar y la academia. Esta se sonrojo más cuando el rubio tomo por completo su mano, esto que la hizo poner nerviosa. Su corazón ahora estaba palpitando rápido.

"Tranquila, Shi-chan..." - Se intentaba calmar a sí misma mientras pensaba.

-Ya casi llegamos, Dera-kun. - Respondió luego de un rato, mientras hacía a un lado a algunos matorrales. -Ten cuidado, el camino aquí es muy fino. - Hecho hacia los lados unos grandes arbustos y comenzó a caminar con cuidado por las raíces de unas extrañas ramas. Estaban a una gran altura, por lo que si a uno de los dos les daba con caer, se iba a lastimar mucho. Esta llegó hacia el final de aquellas raíces y comenzó a bajar por unas escaleras naturales. Una vez llegado abajo, comenzó a bajar por una empinada y... -Aquí...

Se podía ver la gran luna llena en el cielo rodeado de estrellas, gracias a que la contaminación por la luz causada por los humanos no llegaba hasta aquel lugar rodeado de grandes árboles con un tono azulesco gracias a la luz natural. Había mucha vegetación en el lugar y unos extraños minerales que reesplandecían del ya mencionado color que estaban formándose en la tierra.

Frente a ellos tenían un hermoso lago de cristalinas aguas, y en el centro de este lago, un gran árbol que reesplandecía tenuemente. Pegado a algunos árboles y en algunas partes del suelo, habían unos extraños hongos bioluminicentes, unos brillaban de verde, otros brillaban de azul.

Spoiler:



Algunas hojas de la vegetación también tenían este hermoso color. Los troncos de los árboles tenían un tono azulado, pero no brilloso, mas bien, opaco, al menos la mayoría. Sobre el lago se podían ver unas esferitas verdes flotando. Era un grupo de luciérnagas que adornaban aquel lugar mientras danzaban las unas a las otras con el vaivén de las fresca brisa. Bajo las aguas del lago se podía ver más brillo, pero esto era a causa de los ricos recursos naturales que estaban allí. Era un lugar hermoso para estar bastante apartado y "cerrado".

Spoiler:

Shion tomó la mano de Nisheida y se acercó a la orilla del lago. Al arrodillarse, puso la mano dentro de las tibias aguas y las movió. El rubio pudo ver como un hermoso color azul aparecía en las aguas a medida que esta iba moviéndo la mano sobre ella. Desvía su mirada a el sacando la mano del agua y le sonríe.

-Agua con bioluminiscencia. Ven, intentalo. - Se quedó esperando a que aquel joven hiciera lo que ella había hecho.
avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Vie Jun 17, 2011 12:04 pm

El caminar de Deragae y Shion e había prologado ya varios minutos ¡hasta que punto del bosque lo estaba llevando?, mira que si bien el nunca se había adentrado entre aquella vegetación no tenia idea que el bosque pudiera llegar a ser tan profundo como aquello. A decir verdad no pensaba tan poco que alguien tuviera la osadía de ir solo a tan allegados extremos de aquel ecosistema, pero sin duda había gente que disfrutaba aquello, Shion parecía estar acostumbrada al camino y la distancia, hasta parecía saber el camino de memoria porque se había detenido ni un momento para ver le terreno.

El hecho de que Nisheida le hubiera tomado de la mano, era mas ante la posibilidad de que se separaran y que reencontrarse fuera difícil. Se sentía un poco aliviado de tener al roedor con sigo porque si llegaba a separarse de Sonozaki su extremadamente horrible sentido de la orientación lo tendría atrapado en aquel sitio de una manera indefinida, solo podía contar con el ratón para regresar a la academia si eso sucedía, o que un milagro le hiciera toparse con la fémina después de extraviarse. Con todo estaba bien tomado de la mano de la chica, así que eso no era preocupante… no de momento.

Cuando llegaron al punto de cruzar aquel conjunto de raíces suspendidas a cierta altura, al rubio de dio el pendiente de que la fémina pudiera caerse, pero recordó que ella y había cruzado aquel camino varias veces por lo que la siguió, quizá con mas soltura de lo que ella hubiera esperado, después de todo, caminar por ahí era menos complicado que hacerlo sobre la punta de bambúes, el recuerdo de sus caídas cuando hacia eso en china le produjeron un momentáneo dolor en la espalda, ya había pasado... había quedado atrás….

Cuando por fin llegaron al claro de aquel lugar que Shion deseaba mostrarle el oji cenizo había quedado anonado ¿existía un lugar así?, parecía un lugar sacado de algún cuento infantil, había tenues luces por donde se pudiera ver, si el lago relejaba la luna como si fuera plata y cristal, el agua de ese lugar parecía tener un perpetuo arcoíris nocturno que jugaba con los colores de las luces que producía su extraña vegetación. La luminiscencia de las plantas era poco común y el que estuvieran ahí en conjunto con aquellos minerales lo era aun más, ahora entendía porque Shion gustaba de aquel sitio, mas lo que le impacto no fue precisamente eso.

A punto había estado de habalr cuando había bajado la mirada para ver a la peli verde, se quedo callado, ya fuera por la luz o porque no se había dado cuenta antes, el ver a Shion en aquel paisaje fue totalmente diferente a verla en otro lugar, parecía una de esas apariciones de fantasía, donde decían que habían visto a una mujer tan hermosa que no parecía real, y que se había esfumado tras unos segundos de haberla visualizado, y quizá el tacto con el agua que había provocado aquella luz, solo hacia acentuar mas ese parentesco.

-Tenias razón Sonozaki… nunca había visto algo tan hermoso – dijo mirando momentáneamente el paisaje antes de volver su mirada a ella e inclinarse para tocar el agua y provocar de igual manera aquellas luces – nunca me había percatado de lo hermosa que eres – le refirió, dejando en claro que su anterior comentario no tenia nada que ver con el lugar que la peli verde le había mostrado.
avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Sáb Jun 18, 2011 12:06 am

–Nunca me había percatado de lo hermosa que eres.
-??!! - La chica estaba tan concentrada mirando el lago, que cuando escuchó aquellas palabras lo unico que hizo fue dejar lo que estaba haciendo para mirarlo. Y es que la habían tomado con las defensas bastante bajas, pues en ningun momento se esperaba de su parte aquel comentario ni algun otro de esa índole. Se quedó por un largo periodo de tiempo mirandole a los ojos, sin saber que hacer, sin saber que decir. Lo unico que pasaba por su cabeza era aquel comentario mientras su torpe corazón quería festejar de alegría, mas no se atrevía, pues aun no estaba segura si aquello lo había dicho con "esa" intención o no, y ya no quería llevarse otra decepción como lo había hecho antes, cuando pensaba cosas que resultaban no ser del todo ciertas, sino ella creyendo cosas que no eran.

"Dera-kun..."

Pudo reaccionar por fin moviéndo levemente su cabeza hacia los lados, aunque aun estaba bastante anonada por tal comentario que la había sacado completamente de onda, y no para mal.

-Eh... Muchas gracias... Tu también... - Recordó como fue que en África se habían besado accidentalmente, y como fue que el no emitió ningun comentario sobre el asunto. Desvía su mirada y sonríe nerviosamente. -Pero la belleza no me ha bastado para conseguir lo que realmente quiero. Y tu, ¿qué harás a largo plazo? ¿Cómo vas con tus clases de actuación? - Preguntó sin verle a los ojos para intentar sacarle tema sobre algo.
avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Sáb Jun 18, 2011 12:27 am

Aquel ultimo comentario hecho por el rubio había sido completamente sincero, realmente lo había pensado y expresado, quizá espontáneamente, quizá impulsivamente, pero realmente de manera sincera sin duda. Quizá estaba viendo a la peli verde desde una nueva luz, pero sus memorias le traían de nuevo varias imágenes de Sonozaki, y podía ver la misma belleza de lo que había hecho dar esa declaración encada una de sus memorias de la chica, tal vez solo había sido cuestión de que lo entendiera o aceptara, sin embargo, el comentario parecía haber dejado momentáneamente sin habla a la chica.

El primer comentario que dio provoco que el oji cenizo marcara una media sonrisa en su rostro, realmente no era la respuesta que esperaba, pero Shion era tímida, quizá era lo más normal su forma de reaccionar. Bueno, eso no lo sabía, después de todo, era la primera a la que se lo decía. El que se hubiera quedado sin habla un tiempo no podía ser interpretado por el rubio como bueno o malo, por lo que se había quedado dubitativo sobre el que hacer hasta que la chica había roto el silencio con aquel breve agradecimiento, aunque en realidad el no se consideraba atractivo, ¿o silo era?, quizá eso explicara un par de actitudes de algunas estudiantes de la academia.

-¿Qué hare a largo plazo? Mmm…. Supongo que no he pensado mucho en eso realmente – declaro o mas bien le confesó a la peli verde. – aunque me gusta la actuación creo que no es algo a lo que me dedicaría – refirió, después de todo, no tenia deseos de seguir actuando al salir de la academia – me gustaría ver el mundo supongo… quizá cuando me gradué podrías enseñarme Japón – le refirió ofreciéndole aquel viaje.

Nadie sabía, con excepción de la directora, de la posición social del rubio, dueño del porcentaje perpetuo de una cadena de empresas de talla internacional el dinero era lo que menos le preocupaba, por supuesto, tampoco era algo de lo que se jactase o abusase, de hecho su vida promedio en la academia podría ser solventada por un sueldo normal, con algunas excepciones por su consumo excesivo de café. Miro un momento el paisaje lleno de luces que le había mostrado Sonozaki ¿Cómo agradecerle el mostrarle aquello?

-Dijiste que tu belleza no te a servido para conseguir lo que quieres – comenzó a hablar volviéndola a mirar a los ojos – pero yo pienso que tienes muchas cosas mas además de eso… ¿Qué es lo que deseas Sonozaki? – le pregunto a la peli verde, si el supiera que estaba pensando en lo sucedido en África se pondría rojo como tomate, el no había hecho mención alguna de ese incidente porque no quería apenar ni hacer sentir mal a Shion
avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Sáb Jun 18, 2011 12:57 am

-¿Lo que más deseo...? - Si, ella sabía muy bien que era lo que deseaba, pero no podía expresarselo tan abiertamente, ¿o si? Una sonrisa nostálgica se dibujo en su rostro, y el joven pudo ser testigo de ello. -Lo que más deseo es ... ser aceptada por la sociedad. Encontrar "ese" lugar que me pertenece. Un lugar donde se me reconosca por quien soy, y no por ser la sombra de alguien más. Esas eran mis metas hasta hace poco, sin embargo, lo he tirado todo por la borda...

Shion guardó silencio. Pronto comenzaron a correr lágrimas por sus mejillas. Intentaba sonreír, pero ya no le era factible.

-...ahora no quiero ser una persona para el mundo... Ahora quiero ser el mundo para esa persona. Quiero ser reconocida y aceptada por esa persona. Pero... Hay tantas cosas que nos separan, Dera-kun...

"Dera-kun"... Había dicho su nombre entre aquella confesión. Le había dicho abiertamente que habían cosas que los separaban, mas esto también podría ser interpretado como si hubiera dicho que habían cosas que los separaban del muchacho que amaba, y al final solo pronuncio su apellido como de costumbre.

-...hay mucho de mi que no conoces, y que cuando conoscas, te dará asco... - Se sentó a su lado.

"Abrazame..."

-...soy una maldita pecadora, y lo seguiré siendo... - Mas el rubio no podría imaginarse hasta que grado habían llegado sus pecados. -...el parece no tener interés en mi, bueno, yo realmente ya no se que pensar...

"Abrazame..."

-Me duele cada vez que me hago ilusiones, cada vez que creo tener algo construído, y me doy cuenta que solo soy yo con mis estupidas fantasías de adolescente inmadura... - Se aferro a sus brazos buscando protección. -...aveces no se si lo mejor sea decirle a esa persona lo que siento, o si dejarlo pasar y darlo por muerto... - Se aferra más fuerte. -¡Dera-kun! ¡Soy un asco! ¡Desde que nací he estado destinada a cumplir un papel que no es el mio! ¡¡Toda mi vida es un error!! - Comenzó esta a darle puñitos en su pecho. Por recordar tantas cosas parecía estar saliéndose de control. -¡¡No sabes cuantos son los hombres que han pasado por mi vida, y lo peor de todo...!! - Se apartó de sus brazos y lo miró a los ojos desesperada. -¡¡Lo peor de todo es que ya no se que hacer para conseguir el amor del hombre que amo!! ¡¡Me da miedo perderlo!! ¡¡Pero tampoco soportaría verlo en brazos de otra, por que desde que lo conocí ha sido la unica persona a la que he podido aferrarme!! - Momento... ¿Cuándo lo conoció y dónde lo conoció? Por que desde que Nisheida tenía memoria, el era la persona con la que Shion pasaba la mayor parte de su tiempo, a menos que no estuviera saliendo a escondidas de la Academia y...

Se quedó paralizada. ¿Qué había hecho? Practicamente le había confesado todo tan indirectamente. Había perdido todo el cerebro por aquellos momentos de desesperación. Dios, lo unico que quería hacer en esos momentos era salir corriendo por la verguenza. La había fregado...
avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Sáb Jun 18, 2011 1:27 am

La expectativas llegaban a la mente del rubio cuando Sonozaki había empezado a decir lo que deseaba, sin embargo, sus palabras, cada una poco a poco, se volvían en un gesto de moderada sorpresa en el rubio ¿Por qué sentía que esas mismas palabras podían salir de su boca para contar lo que el sentía hace tiempo?. Había odiado aquellos años de ser esclavo, preso de un compromiso que hacia por una persona que a final de todo aquello había tenido el destino que deseaba con todo su ser evitar, y que no le había dejado más que el sentir de pésame y de ser inútil por fracasar en eso pese a todos sus esfuerzos ¿que cargas llevaba Sonozaki?

El silencio hecho por la fémina fue respetado por el rubio, además de que no sabía que podía decirle, teniendo el una situación que podría ser reflejada en los vocablos que ella decía. Sin embargo cuando declaro lo siguiente y al final pronuncio su nombre se quedo estático un momento, quizá un derrame de vocabulario, podía estar refiriéndose a otro ¿no es así?, claro ¿Cómo podía ser el él destinatario de aquellas palabras llenas de sentimientos ¿Cómo podía el merecerlas?

¿Le daría asco saber cosas de ella?, eso tenía que ser difícil de imaginar, el que había mentido, robado e incluso… asesinado después de que todo se le había derrumbado ¿Qué podía decirle a el que ya ni siquiera sabía si era una persona que pudiera merecer cariño de alguien más?, el no creía que la peli verde pudiera confesarle algo que le hiciera verla de diferente manera a como lo hacia en aquellos momentos. Cuando esta se aferro a el Deragae la vio con tristeza abrazándole ¿Qué más podía hacer? Era como si solo pudiera servirle de soporte en aquel momento.

¿Quién podía ser tan desalmado para causarle aquel sufrimiento a Sonozaki, sabia muy bien que el no podía ser destinado a recibir todo aquel cariño que la chica trataba de sacar en despecho con aquellos golpes sobre su pecho. Pero, deteniendo un momento su reflexión... el único chico que había estado con ella desde su llegada a la academia… que el supiera… su mundo se había detenido un momento ante aquel pensar, no podía ser que. Trago saliva antes de volver a abrazar un poco mas fuerte a la fémina y estrecharla contra él cuando esta había finalizado de hablar

-Tal vez yo no entienda muchas cosas Sonozaki – le dijo inclinándose un poco – pero se mucho acerca de “ser alguien que no se debe ser” – le dijo con total tristeza en su mirada, podría decir tantas cosas acerca de su niñez, ninguna agradable en su mayoría – ninguna vida es un error, al menos, en mi vida tu no lo eres – le dijo posando su mano en la nuca de la chica y apoyándola un poco contra su hombro. Se detuvo un momento en su habla ¿Qué podría decirle? – puedo ser “esa” persona, o quizá no, pero yo jamás haría algo para lastimarte – declaro aun en aquel bajo tono para que Shion le escuchase – esa noche en Africa no dije nada, pero... entonces... tu eres la primera mujer que pasa por mis labios…
avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Sáb Jun 18, 2011 2:15 am

La peliverde se había dejado llevar por la manera en la que el rubio atrajo su cuerpo al de el para calmarla. Su autoestima se hubo quebrantado por unos momentos, pero eso eran "episodios" por los que pasaba, y hacía tiempo no pasaba uno así, o eso era lo que creía, por que cuando vivía en un apartamento, el estar sola todo el tiempo, tirada en la cama y mirando al techo en espera de que llegara el otro día no indicaba mucha alta autoestima que digamos...

Podía sentir su cuerpo, su aroma, aquella fuerza protectiva que desde hace mucho tiempo buscaba en sus padres o en todos los hombres y mujeres que pasaron por su vida durante algunos meses, algunas semanas, incluso un día. Sentimientos que fueron para nada agradables y que fueron completamente llenos de incomodidad por que faltaba aquel amor que tanto le hacía falta. Pero en los brazos de el se sentía en paz... Allí pudo calmar aquellos instintos de animal salvaje que querían salir a flote, a pesar de seguir llorando por el dolor que le implicaría no poder tener a alguien que tanto deseaba. Nuevamente había sucedido... o eso era lo que creía.

Abrazaba ya casi sin fuerzas el cuerpo del rubio. Poco a poco sus ojos se fueron cerrando. De vez en cuando abría un poco los ojos para observar el ambiente de las aguas del lago. Cada palabra del muchacho la animaba un poco, pero emocionalmente estaba bloqueada por el shock emocional que había recibido.

-Tal vez yo no entienda muchas cosas Sonozaki – le dijo inclinándose un poco – pero se mucho acerca de “ser alguien que no se debe ser”

Intentó esta advertirle que ella era más peligrosa de lo que el creía, incluso, para el. Se supone que ella estuviera encerrada en un psiquiatra, o al menos recibiendo tratamiento con pastillas, sin embargo, ella había abandonado por completo su tratamiento. Quería "salir" de eso por si misma, sin saber que era algo para toda la vida. En algun momento podía explotar y hacer daño, incluso a el. Por que en estado berserk no había quien pudiese controlar una persona.

– ninguna vida es un error, al menos, en mi vida tu no lo eres

Sintió un gran alivio al escuchar aquellas palabras, y cerró sus ojos cuando este apoyó su mano sobre su nuca y la aferro contra su hombro levemente. Pero no podía dejarse llevar por aquellas palabras, por que a lo mejor y el ya la veía como su mejor amiga y no como algo más.

-Duele... - Susurró en voz baja. No sabía si le había escuchado o no.

"Duele estar en brazos de la persona que amas y que esta..."

– puedo ser “esa” persona, o quizá no, pero yo jamás haría algo para lastimarte

Sentía como su corazón se revolvía. Sentía también aquel maldito sentimiento de vacío dentro de ella. Como odiaba ese sentimiento. Le desesperaba bastante sentir aquello que tantas veces la había puesto a pensar en quitarse la vida, mas ella se rehuso por que quería vivir. Quería saber si al final iba a poder encontrar lo que buscaba.

– esa noche en Africa no dije nada, pero... entonces... tu eres la primera mujer que pasa por mis labios…

¿Qué? ¿Por qué trajo ese tema a la mesa...? Es solo le dolía más, sin embargo, añadio que ella había sido la primera mujer que le besaba. Lamentablemente ella no podría decir lo mismo... Sacó esta un cuchillo que tenía bajo su kimono y se la puso en manos al rubio.

-...la primera, y quiero ser la ultima, al menos mientras viva... - Llevó la mano del rubio a su pecho y se arrodilló frente a el. -Dame el honor de morir en tus brazos y ver tu rostro por ultima vez, en caso de no ser correspondida. - Hasta este punto ya el joven pudo darse cuenta del serio problema mental que tenía, pero ¿hasta donde? -En este lugar... En tus brazos... De lo contrario, te haré la vida un infierno. En uno de mis bolsillos hay una carta de suicidio para que no te culpen. - Llevo esta sus labios al cuello del joven y lo beso durante algunos segundos. Pasó sus manos alrededor de su cuello para aferrarlo contra ella. -No se si esto es enfermizo, o si es real, lo cierto es que nunca sentí esta obseción por alguien más. Te amo, Nisheida...

Sabía que tenía prohibido decir su nombre, pero si aquella iba a ser la ultima vez, entonces iba a romper la regla. Su tono de voz en sus ultimas palabras no era su tono de voz típico, era una voz seria. Acto seguido, tomó su rostro con ambas manos y se lanzó a sus labios con los ojos cerrados para besarlo con suavidad, sintiendo aquellos labios, sintiendo su todo, intensificando aquel beso cada vez más para convertirlo en uno apasionado. Tan solo esperaba que este tuviera el valor de quitarle la vida en caso de no ser correspondida, por que si no iba a enloquecer. Y ella ya se conocía, sabía por que lo decía. Puesto que si no lograba hacer algo hacía lo que fuera por conseguirlo, o aplicaba la ley de: "Si no es mio, entonces no será de nadie."

Una fuerte brisa se sintió en el lugar, haciéndo que las verdes hojas con tonalidades azules (por la luz) comenzaran a caer encima y alrededor de ellos. La brisa levantó algunas partículas de tierra y hojas que habían en el suelo, haciéndo que estas volaran en espiral alrededor de ambos amantes bajo la luna llena de aquella misteriosa noche. Por ahora Shion besaba en silencio los labios que tanto anhelaba besar. Era un sentimiento agridulce la situación por la que pasaban ambos, pero, disfrutaría al máximo de aquel beso. Después de todo, aquel era su "Nishi-kun", y cualquier momento junto a el, sería catalogado como el mejor.
avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Sáb Jun 18, 2011 2:58 am


Aquel abrazo a la fémina había sido por partida doble, podía estar calmando tanto el dolor de ella como el propio, siempre funcionaba así en aquel tipo de gestos, mas no podía saber cuánto dolor tenia acumulado la peli verde a lo largo de su vida, no, únicamente de su estadía en la academia suspirando por aquellos sentimientos que temía no fueran correspondidos. Aquel episodio de “locura”, lo había presenciado el rubio como un momento de desdicha por parte de la fémina, nada que reprochar, nada que no pudiera permitirse una persona que lo necesaria en su momento.

Aquel abrazo le hacía sentir el calor de el cuerpo de Sonozaki, su aroma quizá si aspiraba por la boca, hasta su sabor ¿Cuántas sensaciones podía causan una sola persona?, Nisheida estaba descubriendo que más de las que podía contar de forma común. La fémina se había dejado abrazar por él y había flaqueado en su arremetida de golpearle el pecho, quizá aquel episodio de dolor había cesado. La confesión sobre el hecho de no haber dicho nada sobre aquel “beso” en África le parecía debía ser declarada debido a que tenía que dejar un tanto más claro cuál era su posición en la relación que ya tenían ellos dos.

Mas lo que recibió no fueron las palabras que esperaba, a decir verdad, ni siquiera recibió vocablos, pues lo primero que sintió fue un ligero empujón seguido de la sensación de que le ponían algo en la mano. Al descender la vista vio con estupefacción que lo que le había dado Shion era una daga ¿Qué hacia ella con ese objeto? Más bien ¿ que había planeado hacer con él? Aquello le causo un momentáneo escalofrió al rubio. No podía creer que la chica le estuviese dando ese objeto.

-Sonozaki… - espeto con los ojos reflejando su estupefacción ante las peticiones que la chica hacia ¿le estaba pidiendo matarla?, ¿le pedía que la asesinara y luego lo hiciera pasar por un suicidio?, ¿en que estaba pensando? ¿Tanto era su miedo a la soledad?, pese a que aquello le cohibía, más que asustarse, Nishieda sintió tristeza ¿Cuánto había pasado Shion en su vida para temerle tanto a la soledad y al rechazo?, ¿había sentido los muros de su habitación cerrarse sobre ella en las noches?

Aquella acción podía ser vista como un grito de auxilio para no caer en un abismo que era más temido que el de la muerte. En el pasado el también había deseado morir, había deseado terminar con aquella vida que le había despojado de mucho y dado poco, y sin embargo ahí estaba, viendo a aquella chica que anhelaba aquello que el mismo había pensado tiempo atrás. Sin embargo dejo caer la daga, la cual termino por clavarse en la tierra a su lado.

-“Mis manso ya cargan mucha sangre” – pensó, ya era suficiente, hace dos años le hubiera clavado aquella hoja en el pecho, hubiera pensado que le hacia un favor librándola de la miseria, pero no ahora, no a ella. – “no puedo ni pensarlo” – se aseguro mentalmente a sí mismo, y por eso había soltado la daga y bajado la vista. Cuando la chica le beso el cuello la miro, quizá un poco asustado y hasta confundido. El abrazo posterior le indico simplemente que Shion tenía más miedo que el.

Sin embargo, sus ojos reflejaron una total sorpresa tras los tres últimos vocablos que la fémina espeto, el hecho de que hubiera usado su nombre le pareció realmente ínfimo. Lo había dicho… había dicho “eso” ¿cierto?, había declarado que había sido el rubio el que la había hecho dudar, temer ser rechazada y llevado a ese punto. El oji cenizo simplemente reflejaba una total sorpresa en la mirada, y esta se acrecentó mas cuando la chica le tomo de las mejillas para juntar sus labios con los suyos.

Fue un momento donde tantas cosas pasaron por su cabeza, por un instante solos e preguntaba a sí mismo si aquello era real, si en cualquier momento no despertaría en su dormitorio y aquello había sido un sueño. Y tras ello, un mínimo y casi inexistente impulso de apartar a la fémina, pero si hacia eso las consecuencias eran... mas la verdadera pregunta ahí era ¿podía el amar Sonozaki Shion?. Sus brazos colgaban inertes ante aquella acción de la fémina, y aquella pregunta paso mil veces por su cabeza.

¿No había estado ella en los momentos en que se sentía más solo? ¿no lo había hecho reír sonrojar y pensar en ella aun cuando no estaba?, pero también era alguien solitaria, llena de temores como los de él, alguien que no quería estar en el abismo que representaba la soledad, un dolor que pocos realmente podrías decir que habían experimentado. Cerró los ojos y tras dos segundos en los que había transcurrido todo eso, tras dos segundos que se habían hecho muy largos para el oji cenizo… reacciono.

Aquellos inertes brazos se movieron bruscamente en dirección a la peli verde, pero no la apartaron, no la empujaron, no le arrebataron aquel momento que ella estaba deseando como ultimo antes de su muerte. No le privaron de los labios de aquel que había seleccionado como su amado. En el momento en que las hojas de azulados tonos caían a su alrededor y el polvo se elevaba con aquella brisa tan puntual que también conseguía agitar la cabellera de los dos, los brazos de Nisheida rodearon a la peli verde por la cintura para atraerla hacia si mientras su labios correspondían aquel beso que su amada había comenzado con toda su alma.
avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Dom Jun 19, 2011 1:09 am

Shion sintió como su amado la rodeo por la cintura y atrajo su cuerpo a de el, para besarla de la misma manera en que el la besaba. Ambos compartían caricias, podía sentir sus suaves labios, su dulce aroma. Disfrutaba tanto su cuerpo, el estar a su lado, el abrazarlo. Cada segundo que pasaba entre aquellos brazos besando sus labios era como visitar el cielo. Pero también la duda la había invadido. Ella anteriormente le había ofrecido que la asesinara de no ser correspondida, y el había rechazado tal acción y le correspondió el beso. Ahora la peliverde se preguntaba si aquello no había sido por lastima.

Pero por lástima o sin lástima, no importaba... Con tal de tenerlo, con tal de que este fuera suyo, ¿qué más daba? El amor era algo que no había podido disfrutar. Ella siempre caía a segundo plano, y con tal de disfrutar aquella "relación" era capaz de hacer lo que fuera. Aunque también tenía que aprender que las personas no eran objetos que se "obtenían" o se "ganaban", pero ella lo veía así. El temor a perder la unica persona que le había dedicado de su tiempo, la unica persona que le había hecho sentir especial era tan grande que no soportaría imaginarse viviendo la vida sin el.

Esta puso la mano en el pecho del rubio y poco a poco fue apartando sus labios de los de el. Las lágrimas seguían cayendo de su rostro. Aun habían muchos sentimientos encontrados dentro de ella: Felicidad, vacío, confusión. El vacío se daba debido a la reacción que había tenido con anterioridad. Solo el tiempo lograría borrar aquello, aunque no le costaría mucho tiempo lograrlo.

A medida que apartaba sus labios de los de el acariciaba sus mejillas. En su rostro había un semblante de nerviosismo.

-Fue por lástima, ¿verdad? - Le sonrió nerviosamente. -Me besaste por lástima... Me aceptaste por lástima... Pero eso no importa, ¿verdad? ¡Haha! Prometo que seré paciente... ¡Hare todo lo que me pidas! ¡Sere tu sirvienta, tu esclava de ser necesario! ¡Te cocinare, limpiare tu casa, te ayudaré en todo lo que me pidas...! El amor podría llegar... Si... Podría llegar si me lo propongo... Yo se cuidarme sola, solo respondeme si fue por lástima o no... - Se lanzó sobre su cuerpo aferrándose a sus brazos y siguió llorando. -¡Te juro...! - Se apartó de sus brazos y lo tomó de la mano, pasando las suyas propias muchas veces por las de el. -¡Te juro que pondré el mundo a tus pies! ¡Solo dame una oportunidad para demostrartelo a ti, a "ella" y a todos!

La manera de hablar mostraba que no estaba siendo ella completamente... ¿O si? ¿Acaso esa era la verdadera Shion y todo este tiempo había estado fingiendo ser alguien que no era? ¿O es qué había perdido los escrúpulos por alguna razón? Era todo un misterio que el tenía que resolver...
avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Dom Jun 19, 2011 10:32 pm

Aquel beso correspondido era el primero para el rubio, quizá jamás se había imaginado que cuando eso sucediera, estaría rodeado de tan esplendido paisaje, que cuando eso sucediera podría sentir más que nunca a la chica con la que había juntado sus labios, que cuando eso pasara, le llegarían mas sensaciones de las que había experimentado jamás, y que cuando eso pasara, inevitablemente llegaría el arrebato de no querer separarse nunca de la que estaba en sus brazos ¿Cómo es que aquello había causado tanto?, probablemente no lo entendiera en un tiempo, o quizá simplemente lo estaba razonando de mas.

El no estaba pensando mucho en esos momentos, solo era Shion, Shion y mas Shion en ese momento para el. No había especulado jamás que tendría en presente a una persona de aquel modo como estaba sintiendo a la peli verde y por supuesto, aun con la escena anterior no había llegado a pensar en el problema psicológico de la fémina, sino mas bien había pensado que había sido un acto de desesperación inducido por el temor del rechazo… de estar sola, tan solo una demostración de su inseguridad hacia con el rubio, pero jamás que llegaría a esas instancias tan graves.

Sin embargo aquel momento que estaba sintiendo se interrumpió por la mano de la fémina sobre su pecho, aunque simplemente había cesado un momento para que comenzara otro ¿no es así?, sonrió dulcemente ante la caricia que la chica le regalaba en la mejilla, teniendo un rubor en las mismas, después de todo, en dos años no había socializado con nadie en la academia, y tras un tiempo corto en comparación, aquella chica había logrado hacerle sentir todo aquello, su diestra fue al rostro dela chica para limpiar aquellas lagrimas, no quería verla llorar, no quería verla sufrir. No quería siquiera verla triste.

Las primeras palabras que espétasela chica fueron como una cubeta de agua helada ¿Qué había dicho?, el no… jamás se atrevería a…. la incredulidad estaba presente en el rostro del rubio cuando la peli verde había comenzado a hablar ¿eso era lo que pensaba? ¿Cómo podía pensar siquiera que el lo había hecho por tal motivo? Sin embargo conforme la chica hablaba su mirada se poso en el suelo, quizá la luz provocara que su revuelto cabello proyectara sombra sobre sus ojos haciendo que estos no pudieran verse por un momento dándole una imagen un tanto inquietante.

No se había movido, no había dicho nada mientras la chica hablaba, ni siquiera había opuesto resistencia cuando esta había tomado su mano y hecho aquellos desesperados gestos para demostrarle que estaría a su disposición sin importar cual fuera su petición. Su mano libre se había cerrado en un puño con tal fuerza que sus nudillos se habían puesto blancos, mientras que sus dientes eran apretados con mucha fuerza, no soportaba aquello, nunca había soportado que la gente se humillara ante nadie, mucho menos hacia con el ¿quién era él para tomar así la dignidad de Shion?, hacerlo sería convertirse automáticamente en escoria que odiaba.

-¡Idiota! – le grito volviendo a alzarla vista y en un movimiento había quitado su mano de entre las de la chica y soltado una bofetada en la mejilla de Shion. El no había llorado en años, se había curtido en china, había tratado de dejar eso atrás, y sin embargo, las lagrimas asomaban en sus ojos y amenazan con ser derramadas - ¡jamás me hubiera atrevido a besarte por un motivo tan pobre y estúpido! – le grito quizá con rabia a la chica. Pero no era solo eso, se sentía frustrado, triste ¿es que creía que lastima era lo único que podía ofrecerle?

Estaba confundido por ello, aquellas palabras le hacían sentir totalmente prepotente, era como si le hubiera dicho que no lo creía capaz de dar nada mas que aquel lastimero sentimiento que había mencionado. La respiración del rubio era agitada, mientras sus ojos anegados de lagrimas veían directamente a la fémina. Ya no sabía que hacer, se había cerrado tanto tiempo a la gente, y cuando se abría por fin resultaba en aquello ¿Qué se suponía que le dijera entonces?, ¿Cómo se supina que se sintiera él?, ella no era la única que se había confundido con aquello, y ahora con esas palabras había dado dudas al rubio.

-Nunca te pedí nada a cambio – le dijo el oji cenizo limpiando aquellas lagrimas con el antebrazo – nunca te pedí que te humillaras…. – hizo una pausa, sin saber que mas podía decirle a la chica -
Ho pensato che ... mi pareva essere con voi senza avere timore, è voleva semplicemente a stare con me, ho potuto dire ti voglio bene (yo pense que... yo pense que podia estar junto a ti sin necesidad de tener temores, que tu querias simplemente estar junto a mi, que podia haberte dicho te amo) – solto en italiano incapaz de seguir empleando otra lengua mientras se dejaba caer de rodillas agacahndo la cabeza , ¿podia sentirse peor?, quiza no, de momento simplemente se haia desahogado.

avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Sáb Jun 25, 2011 3:50 pm

Shion se había quedado petrificada por la cachetada que había recibido. Pero después de todo, segun ella, la tenía bien merecida. Aquello la hizo bajar a la realidad, o al menos, espantó aquella parte de ella que estaba diciendo estupideces. Poco a poco fue subiendo su mano y la llevó a aquel area de la mejilla donde había sido golpeada.

-...... - Se había quedado sin comentarios. No sabía que hacer, no sabía que decir. Solo pudo ver al joven que estaba en aquel estado, igual o peor que ella. Y todo había sido por su culpa...

Ella bien podía entender tres idiomas: El japonés, el inglés y el español, mas no podía entender el italiano, y por eso fue que no entendió lo que aquel muchacho había dicho. De ser así, aquellas palabras hubieran destrozado su corazón, y definitivamente, hubiera salido corriendo de aquel lugar, no, no solo eso, sino que hubiera salido corriendo definitivamente de su vida.

A pesar de eso, los deseos de querer salir corriendo del lugar inundaban todo su ser. Pero no pudo más... Se lanzó sobre aquel muchacho y lo abrazo fuertemente, aferrándolo a su cuerpo, sin importarle que el próximo movimiento del rubio fuera arrebatarla con fuerza de sus brazos. No tuvo palabras para decirle, para consolarle, lo unico que podía ofrecerle era aquel fuerte abrazo, sin saber si el respondería bien ante aquel gesto o si la rechazaría con todo el odio que podía estar sintiendo en aquellos momentos.

avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Dom Jun 26, 2011 12:03 am

Bien decían que mas valía un golpe a tiempo que arrepentirse de no haberlo hecho después, en todo caso el rubio no podía imaginar que ciertamente aquello se había realizado en aquel momento, quizá el haber soltado esa bofetada y aclarar un poco el estado de la peli verde había evitado que pasase algo grave ahí, aun cuando el rubio desconociera por completo el estado mental de la chica, no hubiera cambiado nada el enterarse, simplemente estaba golpeado, tanto emocional como psicológicamente, no tenía ni idea de qué hacer cuando algo se tornaba así, después de todo, se había aislado de la gente para evitarlo.

Arrodillado en el suelo, estaba como no lo había estado en mucho tiempo: vencido y sin deseos de ver cómo podía levantarse. La mirada parecía ausente en el joven, que no reacciono en apariencia cuando la chica, tras un momento de vacilación, había ido para abrazarlo. El roedor en su bolsillo estaba acurrucado sin decirle nada, después de todo, el ratón había apostado a favor de la chica y ahora se había desenvuelto de aquella manera la situación. Tras unos instantes más, que transcurrieron en silencio Nisheida recupero el habla.

-¿De qué vas Sonozaki? – pregunto con una voz apagada, como si ya no entendiera nada, mas, bien, ya no entendía nada, la chica solo lo estaba confundiendo, por no decir quizá lastimándolo en ese instante con aquel gesto - ¿Qué es lo que buscas? – pregunto, como reclamándole el hecho de que le estuviera abrazando después de haber declarado aquellas palabras, o hasta quizá, el haber dicho eso después de que el se había abierto a aquel beso, que se había guardado y que había entregado por primera vez a alguien que creía que se lo había otorgado por lastima.

Por momentos el oji cenizo había sentido, pensado, que la chica solo había estado jugando con el, después de todo ¿no le había demostrado ya que era una gran actriz?, si, ¿Cómo podía el aislado Deragae Nisheida ser acreedor al cariño de una chica que tenía todo para ser una de las chicas populares de la academia?, se había vuelto a ver tan estúpido como años atrás, por eso no confiaba en la gente, por eso no tenia convivencia en la escuela, por eso no quería a nadie cerca de el, y se había repetido la historia, pero dolía, dolía y mucho.

-¿Qué ganaste…. Con hacerme esto? – pregunto, la mirada del rubio estaba apagada, ya ni siquiera las lagrimas se asomaban en sus ojos, era como si quisiera simplemente enterarse de la verdad, de asimilarla, y de volverse a aislar en compañía de su pequeño amigo para volver a alzar la cabeza. Aquella interrogativa era para la chica, por la mente del italiano pasaba la posibilidad de una apuesta, una burla, un juego, o la simple malicia que conocía de la gente. Tan solo quería enterarse... quién sabe, dependiendo de cual fuera la respuesta de la chica para él, quizá quedarse en la academia ya no valía la pena,
avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Dom Jun 26, 2011 1:03 am

Shion no entendía que estaba pasando. De un momento a otro el se había puesto así. ¿Habría dicho algo mal? Pero de ser así, ¿qué? Lo unico que había hecho era confesarse, era decirle que la podía usar de ser necesario, y que algun díal, el amor llegaría, y ella sería paciente. ¿Qué tenía eso de malo? Si cualquier hombre moriría por estar en aquella situación.

Actualmente no tenía idea de cuan grande era la gravedad del asunto. Pero ¿por qué le estaba reclamando? Eran las dudas que tenía la peliverde en la cabeza. Ella solo le abrazó más fuerte, se aferro más a el, pues las palabras ya no podían salir de sus labios. No sabía que hacer, no sabía que decir, no sabía incluso, que podía pensar.

Escuchó entonces las ultimas palabras que este le dijo mientras sus ojos seguían derramando lágrimas. ¿A qué se refería? Más dudas inundaron sus pensamientos. Pero si ella no había hecho nada malo... ¿o si? ... Actualmente, no tenía ningun consejo para darle. Incluso, ella tampoco estaba en condiciones para aconsejar. Ahora mismo había un gran abismo de oscuridad frente a ella, pero lo unico que la mantenía firme era poder estar ahí para el, y aquella firmeza apenas pendía de un hilo. Correr o no correr... Pero eso podía significar perderle...

Tomó delicadamente el rostro del rubio con su ya frágil mano y volvió a acercar sus labios a los de el, pero esta vez no era para darle un beso apasionado, sino para darle un beso tierno, un beso calido y sin ningun tipo de malicia. De alguna manera quería volver a transmitirle el mensaje principal de todo aquel enrredo: "Te amo, esto es lo que siento por ti, pero ¿sere correspondida? De ti depende..."

El beso no fue de mucha duracción. Aparto sus labios de los del joven, y se quedó arrodillada frente a el, a escasos centímetros de su rostro. Sentía su breve respiración mientras acariciaba su rostro. Maldición, y justo ahora no salían las palabras de su boca... Bueno, no importa, podía improvisar. El amor no solo se mostraba con palabras, también se mostraba con acciones... Aunque aquello podía dar a pensar bastante, para bien o para mal. Pasó sus manos alrededor de su cuello y le dio algunos besos leves, cortos, solo quería que el supiera que en realidad estaba ahí. Nuevamente volvió a apartarse de el, pero quedando a la misma distancia de antes. Comenzó a acariciar sus cabellos.

"Yo solo quería..." - Pensaba mientras cerraba los ojos y juntaba su frente con la de el. "...estar contigo... ¿Eso es algo malo?"

Intentó decir algunas palabras, pero ya ni si quiera eso...
avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Dom Jun 26, 2011 1:34 am

El silencio había reinado aun después de las palabras que el rubio había exprimido de su garganta, ¿Por qué no decía nada? ¿no comenzaría a reírse explicándole el juego en el que estaba?, ¿se burlaría de el?, o quizá simplemente no tuviera el descaro para decirle lo idiota que había sido. No podía enserio pensar que le había dicho incluso que ella había sido la primera en tener sus labios, se sentía pequeño, por no decir bastante patético por ese hecho, peor lo hecho, hecho estaba, y no es que pudiera deshacer lo que había pasado.

-Dime… - alcanzo a decir con una voz más débil que la que había empleado con anterioridad, insistía en saber que pieza había sido el en ese embrollo. Ya estaba planeando su regreso a Italia, y quizá su estadía en algún país de oriente, regresar a china parecía la mejor opción, volver a ese momento en que había sentido que no requería de nadie para estar bien, donde sus puños habían sido suficientes para sentirse vivo y bien consigo mismo, aunque aquel sentar de bien se le hacia un tanto vacio ahora, tras los sucesos que habían pasado aquella noche.

Sintió los labios de la chica, la primera vez no hizo nada, se dejo ser, que su labios se juntaran con los de la chica, pero no correspondía a aquel gesto. Sin embargo, Sonozakilo volvió a hacer, en pequeños tiempos pero en ninguno parecía haber respuesta de Nisheida, sin embargo, en el ultimo, justamente en el último, la mano diestra del rubio se había posado ligeramente en el hombro de la chica para que esta desistiera de seguir haciendo eso, las lagrimas ahora volvían a ser retenidas por Nishieda, que se negaba a dejarlas salir, se negaba a mostrar más razones para verse mal en aquellos momentos.

-Ya no se… que pensar – soltó, como si expresarlo en voz alta ayudara a aclararlo. Primero se había sentido en las nubes, aquel beso había sido lo más maravilloso que había experimentado en mucho tiempo, y luego la fémina prácticamente le había pateado el corazón con sus palabras, de ahí había vuelto a besarlo ¿Qué era verdad? ¿Qué era mentira?, ya no quería nada, solo levantarse, irse, tomar sus cosas y marcharse de la academia, por ahora, su mente no asimilaba nada, quizá lo mejor sería enfocarse en que sus piernas le hicieran correr y lo alejaran de todo aquello.
avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Dom Jun 26, 2011 2:43 am

La peliverde sintió como le habían puesto su mano en el hombro para que desistiera de aquellos besos. Esta desvio su mirada a la mano, para luego escuchar algunas palabras hirientes provenir de los labios de aquel joven.

-Ya no se… que pensar

Escuchó aquellas palabras y sus pupilas se dilataron. Su cuerpo se paralizó por completo. Aun no entendía que era lo que estaba pasando por la mente, no, por el corazón del rubio. Se le había entregado en bandeja de plata y el aun así estaba confuso, rechazaba su oferta. ¿Qué estaba pasando? No entendía. No entendía absolutamente nada. Su cuerpo comenzó a temblar de los nervios. Poco a poco fue retirando sus manos del cuerpo del joven. En la vida se había sentido tan humillada. En la vida había sentido que había fracasado tan asquerosamente...

-¿Q-Qué es lo que... no en... tiendes...? - Preguntó con una sonrisa nerviosa en su rostro. Su tono de voz estaba entrecortado de tanto sufrir. -H...Hace unos momentos... entendías... ¿Y ahora...? ¿A dónde se fue... toda esa... comprensión...? - Sus sentidos estaban comenzando a nublarse denuevo. -El... El amor existe... ¿verdad? ... ¿Me amas... verdad? ¿¡Verdad!? - Se quedó en silencio por unos momentos esperando su respuesta, pero al no tenerla lo tomó del cuello de la camisa bruscamente. -¡¡¡DIJISTE QUE ME AMABAS!!! ¡¡HACE RATO INSINUASTE QUE...!! - Guardó silencio... Se quedó pensativa por unos momentos. Bajó su cabeza. -¿O he malinterpretado...? - Voz pasiva.-No... - Volvió a mirarle a los ojos. -Si no es así, ¿por qué no me mataste? ¿¿¡¡POR QUÉ NO ME MATASTE CUANDO TE LO PEDÍ!!?? ¿¿¿¡¡¡POR QUÉ ESTAS JUGANDO CONMIGO CUANDO MÁS TE NECESITO!!!???

Lo soltó bruscamente, de la misma manera en la que le había tomado del cuello de la camisa. Se levantó del suelo, perdiendo el balance habiéndo dado algunos pasos hacia atrás, los suficientes como para alejarse. Pero claro, se llevó con ella aquel cuchillo que había caído clavado en el suelo. Le apuntó con el cuchillo desde donde estaba.

-Te estas burlando de mi, ¿verdad? Tu también eres como "ellos". ¡¡TU TAMBIÉN ERES COMO LOS MALDITOS SERES QUE ME TRAJERON AL MUNDO!! ¿¿¡¡QUÉ ES LO QUE NO ENTIENDES DE TODO ESTO!!? ¿¿¡¡POR QUÉ!!?? - Bajó el brazo apretando el mango del cuchillo con fuerzas. Ganas no le faltaban para clavarselo a si misma. -¿¿¿¡¡¡POR QUÉ NO ENTIENDES QUE TE AMO!!!??? ¿¡POR QUÉ AUN NO TERMINAS DE ASCIMILARLO!? ¿¡POR QUÉ ES DIFÍCIL CREER QUE ERES EL HOMBRE DE MI VIDA...!? - Con su mano libre haló por unos momentos su cabellos, a simple vista se podía deducir que se estaba castigando a si misma, pero necesitaba sentir el placer de hacer aquello para de cierta forma, sentirse llena, sentir que estaba completa. Infligiendo aquella mentira en su vida era la unica forma de intentar calmar su desesperación, de intentar salir de aquel cuarto invisible en el que se sentía que se estaba asfixiando... -¿¿¡¡POR QUÉ NO ENTIENDES QUE HARÍA LO QUE FUERA POR TI, DEREGAE NISHEIDA!!??

Con el cuchillo comenzó a rasgar las mangas y la parte de arriba de su kimono. -Me he puesto así de bonita por ti... - Se puso la punta del cuchillo en el brazo izquierdo. -Las razones que tenía para seguir viviendo, ya las he perdido. - Comenzó a clavar el cuchillo en su brazo, mordiéndo sus labios por el dolor causado. -Si me ibas a rechazar, debiste haberme matado cuando tenías la oportunidad... - Rasgo más su piel con aquel utencilio. -Yo solo... Yo solo... Quería ser aceptada... La academia fue la ultima oportunidad que me di... Tu fuiste la ultima persona por la que decidí seguir hacia adelante... Te quise para mi, pero veo... - Lo ve a los ojos y puede ver una maliciosa sonrisa en sus labios. Esto hace que deje de hablar y que suelte aquella cuchilla. Detrás de el puede ver que aparece otra persona... Era "ella", su hermana gemela. Los ojos de Shion ahora no estaban mirando a la nada. Su mirada estaba perdida en el vacío, para la vista de Nishi, pero ella...

-T... Tu... - Comenzó a retroceder lentamente mientras los veía a ambos burlándose de ella. -¡¡¡¡¡GAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHH!!!! - Comenzó a halar sus cabellos. La sangre que corría por su brazo caía al suelo. -¡¡VAYANSE!! ¡¡¡VAYANSE LOS DOS!!! - Cayó de rodillas al suelo y cerró sus ojos. -¡¡¡ME TRAICIONASTE!!! - Las sombras del lugar comenzaron a distorcionarse por unos momentos. Algunas de estas sombras comenzaron a materializarse, formando unas esferas de sombras y salieron disparadas hacia "ambos". Unas esferas aterrizaron frente a Nisheida, otras impactaron en el árbol que estaba detrás de el.

-¡¡¡TE MATARE, MION!!! ¡¡¡ME QUITASTE TODO, Y ME QUITASTE EL AMOR DE NISHI-KUN TAMBIÉN!!! ¡¡¡SABÍAS CUANTO LO AMABA Y AUN ASÍ ME LO ARREBATASTE!!! - Algunas de aquellas esferas cayeron sobre su propio cuerpo, impactando fuertemente sobre ella. Se estaba confundiendo a si misma con "aquella" persona y por eso se estaba atacando.

-Yo solo quería ... que me aceptaran... ¡¡HAHAHAHAHA!! Pero incluso falle en conquistar a la persona que amaba... Soy un fracaso. Papá y mamá tenían razón. Soy solo tu sombra... - Se levantó del lugar y comenzó a caminar en dirección hacia el agua, sin la vista fija en ningun lugar en específico. -Pero ... me desharé de tu recuerdo hoy... Finalmente... - Comenzó a adentrarse a aquellas hermosas y cristalinas aguas que brillaban por cada movimiento que hiciera. Una parte de ella sabía que se estaba hundiendo, la otra no reaccionaba. -...dormiremos juntas... - El agua llegó hasta su pecho y...
avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Deragae Nisheida el Lun Jun 27, 2011 12:04 pm

El rubio permanecía de rodillas frente a la chica aun cuando había apartado a Shion de él. Su mirada estaba sobre el suelo, como si le ayudara a pensar un poco, mientras el seño estaba fruncido. Su mirada subió un poco para ver el rostro de la chica cuando esta comenzó a hablar con aquella voz entrecortada. Hacia buenas preguntas, ¿Qué era lo que no le hacía entender?, ¿Por qué se había ido la comprensión por el drenaje?, quien sabe, quizá simplemente no había entendido y solo creía entender lo que la chica quería, o lo que el quería.

-Yo… - alcanzo a soltar cuando la chica le tomo por el cuello de la ropa y empezó a gritar con mas fuerza. Los ojos del rubio reflejaban un tanto de sorpresa e incredulidad, se sentía un poco tonto siendo reñido por Shion, pero indudablemente había dicho lo que el no podía. Su mirada se desvió un poco cuando ella menciono el hecho de que ella le había hecho la petición de que la asesinase de no ser correspondida en ese amor – no… malinterpretaste – sentencio, la chica no había estado equivocada cuando había dicho que el la amaba.

Sus ojos abrieron bastante cuando menciono su última pregunta ¿el jugar con ella?, era al revés ¿no?, el jamás había usado a alguien era simplemente repulsiva la idea de hacerlo, mas con ella, usarla, engañarla estaba fuera de consideración y pensamiento. Cuando se puso de pie se puso en alerta, mas por el hecho de que había tomado la daga que el había dejado en el suelo y ahora le apuntaba con ella ¿pretendía matarlo?, de ser así, simplemente no sabía si tenía deseos de defenderse o no, pero lo que hizo no fue lo esperado, más bien lo asusto.

-¡Shion no hagas ninguna estupidez! – se alerto Nisheida cuando la chica comenzó a rasgar su kimono y posteriormente enterrase la hoja en sus brazos. No podía dejarla hacer eso, pero era como si las simples palabras de la peli verde desarmaran a Nisheida por completo. ¿Entonces si era cierto? ¿Ella lo amaba?, saberlo, confirmarlo, solo le hacía sentir estúpido, de verdad la había lastimado, pero entonces ¿Por qué ella se había negado en un principio a aceptar que el la amaba también?, y ahora se lo recalcaba ¿Qué demonios tenía que pensar, decir, hacer?, ella no era la única confundida, el estaba tanto confundido como asustado en ese momento.

A punto había estado de avanzar para detenerla, de quitarle el cuchillo y tratar de detenerla, pero había soltad la navaja, y además, reaccionado de una manera que nunca hubiera esperado, bueno, ya no sabía ni que esperar de ella. ¿A quién le hablaba?, ¿Qué estaba diciendo?, su sentido común estaba volviendo y le decía que nada de eso estaba bien, sin importar la persona que estuviera haciéndolo, Shion tenía un colapso psicológico, tenía que hacer algo y rápido ¿pero qué? ¡¿Maldita sea, que tenía que hacer?!

-¡¿Pero qué?! – soltó cuando las sombras se distorsionaron y formaron aquellas esferas, ¿tenia la chica habilidades referentes a la umbrakinesis?, Apretó los dientes, el instinto de peleador formado en china se despertó cuando la chica mando aquellas bolas de sombras hacia el. El rubio se movió para esquivar unas cuantas, después de todo, la mayoría impacto cerca o a sus pies. No solo eso, Shion se había metido al lago, apretando los dientes corrió hacia ella -¡Maldita sea! ¡Te dije que no hicieras ninguna estupidez Shion! – le grito mientras saltaba hasta el lago donde el agua ya llegaba al pecho de la joven.

Los brazos de Nisheida la rodearon, sin importarse si ella se retorcí o pedía que la dejara en paz. Mientras estuviera suficientemente sereno, podía soportar casi cualquier golpe, Arrastro a la peli verde fuera del lago y junto a ella cayó al suelo sosteniendo sus muñecas en un afán de que no se siguiera haciendo daño a ella… a él también Miro directamente a la fémina a los ojos mientras jadeaba un poco por la adrenalina desembocada en tan solo uno segundos. El silencio fue de tan solo unos segundos mientras su mirada se posaba en los ojos de Sonozaki.

-Jamás he jugado contigo – empezó entre jadeos mientras le miraba, quizá con un enojo propio ahora en la mirada – no creía que me amaras, porque no creía que podía merecer algo así – le dijo apretando los dientes – no creía que pudiera ser yo al que amaras – indico haciendo una pausa - ¡Por el simple y maldito hecho de que era demasiado bueno para ser verdad que a la que amaba también me amase a mí! – le dijo casi en un grito volviendo a respirar de manera agitada – no tenias que ponerte bonita – le indico soltándole una muñeca y apartándole el cabello del rostro y a la vez limpiándolo – para mi te vez hermosa sin importar donde estés -su mano paso por el cabello de la peli verde – no necesito que me protejas – siguió mirando la sangre que había quedado en la palma de su mano – porqué quiero ser yo el que te cuide a ti – acerco su rostro al de la chica mientras ponía su mano en su mejilla – y no tienes por qué temer ser un fracaso o no ser aceptada – dijo acercándose un poco mas – porque eras a quien más amo – termino para juntar sus labios con los de ella, y después de mucho tiempo, una lagrima corrió por su mejilla, aunque quizá, la peli verde no alcanzara a verla y si la sentía, quizá solo fuera una gota de agua de aquel lago que escurría por el rostro del rubio.
avatar
Deragae Nisheida
Físico
Físico

Poder : Arma natural: sangre
Mensajes : 83
EXP : 94
Fecha de inscripción : 03/04/2011
Localización : Matando un mosquito... !a bazokazos!

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 1
Constitución: 2
Destreza: 2
Inteligencia: 1
Sabiduría: 1
Carisma: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Sonozaki Shion el Jue Jul 28, 2011 12:50 am

Aquel junte de labios ... Aquel beso robado comenzaba a calmar a la fiera que había dentro de ella. La peliverde forcejeaba con el rubio, intentaba quitarselo de encima, pero poco a poco aquella pelea comenzó a cesar. Se había entregado a los brazos de su gran amor, de la unica persona que -segun ella- necesitaba para ser feliz.

"¿Por qué, Dera-kun? ¿Por qué no creías necesitar alguien así...? - Se preguntaba mientras sentía el cálido beso que probaba de sus labios. "Tu lo mereces todo... Tu mereces esto y más. Mereces la completa felicidad." - Aquellos pensamientos eran un tanto caprichosos y egoístas, pero eran por el bien de su gran amor. Se apartó de sus labios quedando a tan solo centímetros de su rostro. -......

El silencio seguía estando presente en el lugar. Ambos solo sentían las respiraciones mutuas de cada uno. Con los ojos cerrados lo unico que podía hacer en esos momentos era acariciar su rostro.

-Perdoname... - Dijo en un tono de voz bajo. -Esto es lo que pasa cuando pierdo el control. - Dejó que un pequeño periodo de tiempo se hiciera presente en el lugar. -La Sonozaki Shion que conociste... - Refiriéndose a la de la Academia. -...dejó de existir hace mucho tiempo atrás. Ahora lo que queda de mi es lo que acabas de presenciar. Este es mi verdadero yo... - Sonríe melancólicamente. -...lo demás es tan solo una máscara que utilizo para sobrevivir.

Esta comenzó a levantarse del suelo y extendió su mano a el para ayudarle a levantarlo.

-Regresemos... No quiero que te resfríes. - Dijo sin subir la mirada. Estaba demasiado avergonzada por lo que había pasado como para verle a los ojos. Aunque en cualquier momento podría descontrolarse, estaba haciendo lo posible por no hacerlo. Todo fuera por el...
avatar
Sonozaki Shion
Psíquico
Psíquico

Mensajes : 90
EXP : 8
Fecha de inscripción : 12/05/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza: 0
Constitución: 0
Destreza: 1
Inteligencia: 2
Sabiduría: 2
Carisma: 2

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita tres horas antes de media noche [Priv. Sonozaki Shion]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.