Conectarse

Recuperar mi contraseña















Noviembre





¡¡Usuario del mes!!



Últimos temas
» Que todo el foro se entere...
Dom Mayo 28, 2017 4:01 pm por Kuja

» Algún Recuerdo~(libre)
Miér Ene 11, 2012 1:43 pm por Sora Furukawa

» Taking care of you... [priv. Dylan]
Sáb Dic 31, 2011 5:01 am por Dylan Jules

» Videos graciosos
Lun Dic 19, 2011 11:03 am por Alina Himmel

» After the Rain (priv.Rai)
Vie Dic 16, 2011 3:30 am por Aydan Richelle

» ¡¡Happy Bday Vere!¡ *.:。✿
Jue Dic 15, 2011 9:36 pm por Katia Benoit

» Hoja de Relaciones de Blake
Jue Dic 15, 2011 4:32 pm por Katia Benoit

» ~Relaciones de Scarlett~
Miér Dic 14, 2011 2:15 pm por Kirill R. von Veltheim

» Ejercicio matutino. [Umiko]
Sáb Dic 10, 2011 12:19 pm por Kirill R. von Veltheim

» Recuperacion [libre]
Sáb Nov 12, 2011 12:24 am por Sora Furukawa

» Un invitado inesperado [Nathan]
Dom Nov 06, 2011 9:56 pm por Kael Heilbronn

» 1ra Clase de Resistencia (cont...)
Mar Oct 25, 2011 3:31 am por Blake E. Roswell



Photobucket



Ficha de Leyna~~

Ir abajo

Ficha de Leyna~~

Mensaje por Leyna Baranovsky el Dom Sep 18, 2011 1:23 pm

Nombre: Leyna Cristel Baranovsky
Nombre clave: время (vremya)
Edad: 16
Sexo: Femenino
Nacionalidad: Ucraniana
Estilo de poder: Psíquico
Poder: Estasis temporal


Personalidad: Leyna es una persona que nunca sonríe, se podría decir que no tiene motivos para hacerlo o que tal vez no sabe o no recuerda como hacerlo, la dura vida que ha llevado la convirtió en una persona triste y carente de alegría, pero aún así es capaz de luchar fuertemente por sus ideales, por lo que ella cree o por lo que desea. Es alguien perseverante, si se traza una meta y se señala un objetivo hará hasta lo imposible para lograrlo, no suele rendirse fácilmente ni tampoco la asusta el salir herida durante el proceso. Quienes la conocen la catalogarán tal vez como una persona ruda, porque es lo que ella es o más bien lo que aparenta ser, su rudeza es un muro que ha levantado hacia todos y por lo tanto suele ser bastante desconfiada al principio. Tiende a analizar las personas con las que se cruza, pero no busca establecer muchos lazos con nadie, simplemente es silenciosa, volviéndose casi invisible a los ojos de los demás, observando las cosas desde un rincón o analizando la situación en un estratégico silencio. A pesar de su aparente carácter duro sabe cumplir las órdenes cuando le son dadas y rara vez discute alguna de ellas.
Conoce la desesperación y el dolor, así como también las inmensas ganas de llorar por las cuales los hechos de su vida la han hecho pasar, pero quiere ser positiva en cuanto a eso justificando con ello que han servido para hacerla más fuerte, lo suficiente para sobrevivir en el mundo cruel en el cual nació.
No suele acercarse a las personas más que por si debe hacerlo, pero en el caso de querer a alguien, como por ejemplo a un amigo, sería capaz de darlo todo por esa persona, pero solo si es capaz de ganarse su confianza, atravesando la fuerte barrera que Leyna supo hacerse al mundo. Dentro de su barrera y en donde solo esta ella, puede llegar a ser una persona sensible y verse afectada por las cosas, pero no suele demostrar sus emociones fácilmente; a simple vista es difícil saber que siente o que piensa.


Historia: La madre de Leyna era una campesina honrada y trabajadora, pero murió dando a luz a su hija o eso ella pensaba, como era madre soltera a causa de que según lo que le habían dicho a Leyna su padre había muerto, desde ese momento la niña quedó al cuidado de su tío, hermano de su madre, un hombre de escasos recursos económicos que se la pasaba embriagándose en el bar del pueblo.
El difunto padre de Leyna era un militar de alto rango, luchando en el ejército de su país había perdido la vida en el campo de batalla durante un enfrentamiento con unos rebeldes que no querían adaptarse a las reglas del gobierno, rebeldes mutantes contra los cuales se peleaba arduamente en aquellas épocas, y la aceptación a personas con habilidades especiales parecía estar lejos de ser lograda.
Aún así en un ambiente de descuido y en una época en el que las personas eran bastante hostiles, Leyna logró crecer como una jovencita de bien, rebosando buena salud y un excelente carácter, trabajadora y alegre, y hasta un poco tímida. Encargándose de la casa terminó por cuidar de su tío, buscando luego un trabajo para sustentarse ella misma los futuros estudios que deseaba tomar.
Un día, cuando Leyna tenía 13 años, se adentró un poco en el bosque que rodeaba el pueblo para buscar una fruta de la cual solo ella conocía el lugar de procedencia ya que se encontraba algo escondido, casi secreto. Un lugar en el cual ella se escapaba cuando necesitaba algo de soledad, allí encontraba aquellas dulces y deliciosas frutas con las cuales preparaba unos postres muy especiales y que todos en el pueblo adoraban. Siendo una niña tímida era lógico que buscase un refugio del resto de las personas y había dado con aquel lugar accidentalmente una vez que se había perdido en el bosque, adoptándolo como propio y comiendo aquellas pequeñas frutas para saciar su hambre.
Llegando a aquel lugar especial de alguna forma había podido sentir que algo no estaba bien, los animales tal vez hacían más silencio de lo normal, sin saber cómo, aquel lugar parecía no estar igual a como estaba siempre. De pronto un movimiento algo brusco la sorprendió paralizando su cuerpo y de entre los arbustos vio salir a una mujer de larga cabellera negra y profundos ojos azules que parecía verse malherida, la mujer la miro fijamente y en ese momento cayó de rodillas al suelo mientras un hilo de sangre descendía por el brazo que ella parecía sostener con fuerza. Sin saber porque Leyna corrió hacia ella para intentar ayudarla y en ese momento la mujer la detuvo diciendo que no debía tocarla, que estando así herida era peligrosa, sin poder evitarlo la chica observó como las plantas a su alrededor se petrificaban tomando un suave color gris mientras su textura suave se endurecía, asombrándose con aquello, notando que esa mujer no era normal; entendiendo que ella parecía ser una de esas personas con habilidades especiales que los militares tanto perseguían. Aún así Leyna no sintió miedo de aquella extraña y más aún se dedicó a cuidar de ella, albergándola en una cueva cercana que solo ella parecía conocer volvió a su casa con las frutas para preparar en la cocina de allá sus ricos postres que le llevo a la mujer acompañados de una nutritiva comida y algunas herramientas para tratar la herida.
Con el correr de unos días y casi sin darse cuenta se iban haciendo más amigas, más familiares hasta que la mujer terminó por confesar que alguna vez había tenido una hija de preciosos ojos lilas, tales como los de Leyna y que esta le había sido arrebatada cuando sus poderes habían sido descubiertos. Las personas que la tenían cautiva hacían experimentos en su cuerpo buscando hallar la razón de sus poderes y esto parecía estarla matando lentamente, confesó que ella había huido porque quería ver a su hija aunque sea una vez antes de morir y Leyna solo pudo prometerle que la ayudaría a encontrarla.
De pronto y sin saber como un equipo de soldados fuertemente armados se presentó en aquel lugar, apareciendo de golpe y destruyéndolo todo, la mujer solo pudo llevar a la chica a que ambas huyeran de ahí, a pesar de no estar bien de salud aún se veía bastante ágil, pero después de unos minutos de un escape desesperado ambas fueron acorraladas, fue en ese momento en que la mujer comenzó a atacar a los soldados, volviéndolos piedra y dejándolos inmóviles; agotándose más cada vez que usaba su poder.
En un descuido un hombre de unos cincuenta y tantos tomo a Leyna y enseguida le apuntó con un arma en la cabeza diciendo que la mataría si la mujer no cedía su ataque, la mujer entonces se detuvo y con lagrimas en los ojos le suplico que no le hiciese daño, diciéndole que era su hija, tanto de ella como de él. Sin entender nada Leyna solo pudo derramar un par de lágrimas antes de que uno de los soldados atravesara a la mujer con una bala que se albergo justo en su frente, asesinándola sin remedio; obedeciendo la orden que aquel hombre le había dado. Después de caer al suelo de rodillas, observo con desesperación como los soldados maltrataban el cuerpo de la que había sido su madre para que mientras se quedaba sin palabras su desesperación terminase por ganarle y su poder se desatase violentamente afectando a todos los que estaban frente a ella, dejándolos inmóviles para después tomar el arma de su padre y disparar a todos, derribándolos uno por uno sin que pudiesen hacer nada. Después se giro hacia su padre, mirándolo con ira y lagrimas en los ojos, apuntándole con el arma mientras parecía haber dejado de ser ella misma, pero en un momento de duda y antes de que pudiera hacer nada un soldado le golpeo la nuca dejándola inconsciente.
Cuando volvió en si se encontraba en una sala de experimentos con unos sujetos al parecer trabajando con ella, mientras la mantenían atada con unas cadenas y desnuda, llorando de desesperación al ver las cosas que le inyectaban sin que pudiese hacer nada, observando al hombre que miraba desde atrás de un vidrio sin inmutarse, intentando volver a invocar aquel poder y desesperándose aún más al notar que por alguna razón no podía hacerlo. Un año paso en el que aquellos sujetos experimentaron con su cuerpo, pero al parecer los experimentos que le hacían no eran del todo destructivos, puesto que en ese tiempo su visión había mejorado y ya no necesitaba usar lentes como antes; pero el mal trato y el castigo era constante, puesto que aunque hubiese aprendido a convocarlo, ella se negaba a mostrarles su poder.
Una noche despertó cuando una fuerte alarma sonaba en todo el complejo y se llevo un buen susto al notar que dentro de su habitación había un chico de aspecto extraño que la miraba fijamente. Pero el desconocido enseguida le dijo que era alguien como ella y que los mutantes habían formado un escuadrón para rescatar a todas las personas que tenían secuestradas en aquel lugar, llevándosela consigo para reunirse con otro grupo de personas afuera y con un grupo de sujetos vestidos de negro, mientras uno carbonizaba todo incendiando la entrada para retrasar a los soldados. Huyendo de aquel lugar con aquellas personas dejo aquel mundo de maltratos atrás para terminar en una gran mansión en las afueras del poblado, en donde parecían habitar varias personas que y todos ellos tenían poderes. Un sujeto muy adinerado se encargaba de ellos, rescatándolos de las garras de los soldados y entrenándolos para que pudiesen defenderse.
Fue así que Leyna junto a aquel chico llamado Aleksander fueron entrenados con otro grupo de chicos de casi la misma edad, aprendiendo a usar sus poderes y aprendiendo a usar armas de todo tipo, adquiriendo conocimientos que ella nunca pensó tener. Así paso un año más hasta que se les fue informado que separarían el grupo para dispersarlos por el mundo debido a que aun seguían siendo buscados y las operaciones que aquellos soldados realizaban no eran conocidas por el gobierno, por lo que toda una lucha política se vendría muy pronto y lo mejor era que los más jóvenes estuvieran lejos, más aún Leyna cuyo padre era un soldado de alto rango y de bastante poder en el ejercito, lo cual significaba que muy posiblemente la seguiría buscando y lo más seguro era que le perdiese el rastro completamente.
Fue así que luego de un curso acelerado pero bastante efectivo de inglés, Leyna llegó a Crusaders con la esperanza de aprender a controlar por completo su poder, conocer todas sus posibilidades para así algún día poder ayudar con él a quienes lo necesitasen, a quienes fuesen oprimidos por una sociedad cerrada y más que nada para ella misma poder sobrevivir en un mundo caótico.


Datos extra:
-Antes del incidente con su madre ella usaba largas trenzas y unos pequeños lentes, pero luego de aquellos hechos cambio su aspecto dejando su larga cabellera suelta y portando en su rosto una expresión tan seria como jamás antes había portado.
-Tiene un conocimiento bastante amplio en arnas, aunque no es que le interesen demasiado, sino que más bien es a causa del entrenamiento que recibió y de la forma perfecta en que podía combinarlas con su poder; también sabe algo de combate cuerpo a cuerpo aunque no llego a perfeccionar esto.
-Posee un pequeño escudo que porta en su brazo izquierda el cual tiene la capacidad de ampliar el alcance de su poder además de servir de protección en batalla.
-Las personas con las cuales vivió los últimos tiempos o más bien el líder de ellos, un sujeto adinerado que usaba su fortuna para hacer el bien, fue quién le adjudicó su nombre clave, el cual usa desde ese momento.
-El lila y el violeta son sus colores favoritos, además del negro y suele usarlos mucho en las prendas de ropa que se pone, aunque también viste de otros variados colores.
-Tiene una cinta roja que atesora mucho por ser el único recuerdo y posesión que tiene de su madre; a veces suele usarla para adornar su cabello.
-Sabe cocinar perfectamente ya que desde niña debió cuidar de su tío y de la casa en la que ambos vivían.
-Le gusta cocinar todo tipo de cosas, pero más aun los dulces que son los que mejor le salen y adora comerlos en secreto.
-Le gustan los animales y las cosas cutes aunque a veces intente ocultarlo.


Imagen del personaje:


STATUS
Fuerza: 6+5= 11
Constitución: 6+7= 13
Destreza: 6+9= 15
Inteligencia: 6+10= 16
Sabiduría: 6+10= 16
Carisma: 6+5= 11

“Oh Romeo ¿Dónde estás que no te veo?”
avatar
Leyna Baranovsky
Psíquico
Psíquico

Poder : Estasis temporal
Mensajes : 6
EXP : 5
Fecha de inscripción : 18/09/2011
Localización : Ucrania
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Leyna~~

Mensaje por Directora Richards el Sáb Sep 24, 2011 7:38 pm

Aceptada~
avatar
Directora Richards
Docente
Docente

Mensajes : 367
EXP : 527
Fecha de inscripción : 23/03/2011

Hoja de personaje
MODIFICADOR:
Fuerza:
Constitución:
Destreza:
Inteligencia:
Sabiduría:
Carisma:

Ver perfil de usuario http://crusaders-academy.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.